COMETA

sábado, 6 de junio de 2009

TAWOTS EL CONEJO



Tawosts quiere decir conejito en la lengua de los indios. Hace mucho mucho tiempo, Tawots no era pequeño, era el más grande de los animales a cuatro patas, y un estupendo cazador. Tenía la costumbre de madrugar. Un día encontró la pradera nevada y huellas en la nieve. A la mañana siguiente madrugó un poco más y de nuevo encontró huellas en la nieve. Como tenía mucho orgullo se enfadaba.

- ¿Quién madruga más que Tawots? ¿Quién es mejor cazador?

A la mañana siguiente se levantó más temprano, pero de nuevo vio huellas en la nieve.
- ¿Quién madruga más que Tawots? ¿Quién es mejor cazador?.

Así un día y otro hasta que decidió construir una trampa.

A la manaña siguiente. Allí estaba, había cogido al que madrugaba más que él. ¡Habia capturado al sol! toda la tiera de alrededor empezaba a humear.

- ¡Suéltame o se quemará la Tierra! ¡Suéltame o se quemará el planeta! decía el sol.

Tawots comprendió lo que debía hacer y corrió a soltarlo, pero el calor era tan grande que sudó tanto que quedó reducido por el calor a la mitad de su tamaño. Entonces, la tierra empezó a arder.

- ¡Suéltame o se quemará la tierra! ¡Suéltame o se quemará el planeta!.
Tawots corrió de nuevo a soltarlo, pero el calor era tan fuerte que quedó reducido a una cuarta parte de su tamaño.

- Suéltame o se quemará la tierra! ¡Suéltame o se quemará el planeta!

Y Tawots volvió una y otra vez a intentarlo y cada vez era más pequeño. Por fin logró soltarlo y el sol pudo subir al cielo. ¡Pero el pobre Tawots había quedado reducido al tamaño que tiene ahora!


Si te fijas en los saltos que dan los conejos de ahora cuando salen corriendo, comprenderás lo grande que era Tawots, ants de haber capturado al sol en su trampa. Y es lo único que le queda de su antigua grandeza.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails