COMETA

miércoles, 24 de abril de 2013

EL ROCK DE JESÚS PRIMERA PARTE

Videocuento homenaje al libro más leído y más antiguo del mundo "LA BIBLIA", para el día del libro 23 de Abril. Escenarios y personajes a cargo de los alumn@s de 6º de primaria.

Galilea año 30  Chuchi empieza la movida
se le junta mucha peña sobre todo gente chunga
La poli le ha hecho una foto y la ha puesto en un cartel
se darán 30. 000 euros al que entregue al tipo aquel
¿Quien ese de melenas?
 es el hijo del carpintero
 y su madre la María la prima de la Isabel
Nazaret es un pueblo chico aunque nació en Belén
 regufiado en Egipto hasta la muerte del rey

QUIEN ES JESÚS DE NAZARET ES UN HOMBRE ES DIOS A LA VEZ
CONTAGIA FUEGO SU VOZ, ¿QUÉ TE DICE A TI?

Su primo Juan le bautiza
y ha formado una pandilla
Pedro, Andrés, Juan y Santiago
pescadores en el lago
con Mateo el de aduanas
y Magdalena tralará...
A todos cambia de vida y les gana el corazón.

En Cafarnaúm trabaja, artesano entre virutas
y comenta que clarea un amanecer más justo
donde todos sean colegas y aplaudan a papá
así llamá a su padre, padre nuestro escúchanos

QUIEN ES JESÚS DE NAZARET ES UN HOMBRE ES DIOS A LA VEZ
CONTAGIA FUEGO SU VOZ, ¿QUÉ TE DICE A TI?

En Caná,en unas bodas, el primer golpe de efecto
se acababa el vino tinto y a Jesús mira María
estos novios se derrumban si se acaba el vino aqul
tranqui,tranqui mamaíta que lo voy a reponer

Las gachises se mosquean no se casa con ninguna
 es su tiempo para todos, su reloj no tiene agujas
Pero pilla ca rebote con los que se creen mejor,
tiene enchufe a los sin techo, siempre pone un plato más

QUIEN ES JESÚS DE NAZARET ES UN HOMBRE ES DIOS A LA VEZ
CONTAGIA FUEGO SU VOZ, ¿QUÉ TE DICE A TI?


domingo, 7 de abril de 2013

CUENTO "SALVADOR Y LOS COLORES CREATIVOS"



Hace muchos años, había un pintor que se llamaba Salvador, que me explicó esta maravillosa historia.... Poned atención. ¿Preparados? ¡Pues venga!


Salvador, como buen pintor que era, le encantaban los cuadros que pintaba. Cuidaba con cariño sus pinceles, su paleta de pintar, las pinturas y todo el material. También le gustaba salir a pasear con sus amigos, contemplar el río que pasaba al lado de su casa, las montañas y también la arena de la playa.

 Un día se dijo a sí mismo:

- "Pintaré el cuadro mas bonito que se haya pintado nunca en toda la Tierra".

 Y empezó a hacer dibujos y muchos dibujos de prueba. Hasta tal punto que no dormía, no comía, ya no salía tampoco a pasear y se quedaba solo en casa pintando. Estaba tan ilusionado en hacer el cuadro más bonito de la Tierra que se había olvidado de sus amigos, de pasear, de mirar con ojos de niño la naturaleza... ¡De todo se había olvidado!

Cuando tuvo ordenados todos los dibujos de prueba, empezó a pintar y a pintar. No dormía, comía y tampoco salía a pasear con sus amigos y amigas. Estaba tan, tan ilusionado en pintar el cuadro más bonito de la Tierra, que se había olvidado de hablar con sus colores, de acariciar la paleta como buena amiga, incluso de jugar con sus pinceles,y limpiarlos.

 Pero el cansancio fue mayor que todas las ganas que tenía de pintar y de acabar ese cuadro. Así que se quedó dormido en un rincón de su casa por horas y horas y más horas... y, mientras él dormía,...

Los pinceles empezaron a tomar vida y a hablar entre ellos:

 - "Ya no contamos nada para Salvador, ya no juega con nosotros ni nos habla".

 Los colores dijeron: "Parece mentira, antes siempre nos hablaba y pedía consejo, pero ahora todo se ha acabado".

Pero la que estaba más triste era la paleta de colores:

- "Salvador ya no me acaricia nunca,no siento su cariño, me tiene abandonada".

 Finalmente, al acabar su charla, todos juntos decidieron borrar y despintar todo lo que Salvador había hecho hasta aquel momento de aquel cuadro.

 Cuando Salvador se despertó, vio que el cuadro estaba totalmente vacío, en blanco, como si no hubiera empezado a pintarlo. Y se dijo:

 - "Quizás he soñado que ya había empezado a pintar una parte del cuadro".

Y de nuevo empezó y empezó a pintar como un loco. Pero el cansancio nuevamente fue más fuerte que sus ganas de pintar y de hacer el cuadro más bonito de la Tierra. Así que se quedó nuevamente dormido en un rincón, horas y horas. Y mientras Salvador dormía...

De nuevo los pinceles, los colores y la paleta de pintar decidieron borrar y despintar todo lo que ya estaba pintado. Y así ocurrió tres, cuatro y ¡hasta cinco veces! Pero un día, al despertarse nuevamente, Salvador se dijo:

-  "Creo que necesito salir de casa, escuchar el sonido del río, respirar el aire puro de las montañas y pisar la arena de la playa jugando con mis amigos y amigas.

 Y justo cuando estaba paseando comenzó, a llover muy, muy fuerte; tan, tan fuerte que quedó totalmente empapado y se escondió en una pequeña cueva. Y de repente empezó a salir el sol. Y entonces sucedió algo increíble: En unos momentos se le iluminaron los ojos, pues un gran arco de muchos colores salía del horizonte del mar, por encima de la playa y se encaminaba hacia el cielo.

 - "¡¡¡Uauh!!! ¡Qué maravilla, es fantástico"!, - dijo Salvador- "esto si que es el mejor cuadro de toda la tierra..."

 Y empezó a pensar en lo egoísta que había sido con sus pinceles, con los colores y con la paleta... y una lágrima empezó a caer por su mejilla.

 Unos momentos después, cuando el arco ya había desaparecido del cielo, volvió caminando hacia su casa. Quería dibujar y pintar aquello que había visto. Pero la sorpresa que tuvo al entrar en su casa fue enorme: ¡toda la pared estaba pintada con aquel arco de tantos y tantos colores!

 A partir de aquel día, Salvador volvió a hablar a sus colores, a acariciar su paleta como buena amiga y también a jugar y limpiar los pinceles. Ya nunca más intentó pintar el cuadro más bonito de la Tierra. Pero aprendió que entre todas sus herramientas, entre sus amigos y amigas y las personas que quieres, puedes crear un mundo un poco más bonito.
(Fuente aulased)
FICHAS PARA TRABAJAR EL CUENTO


Fichas Salvador y Los Colores Creativos by Carmen Lodeiro

miércoles, 27 de marzo de 2013

CUENTO "LA TORTUGA" (para trabajar conflictos en el aula)




Esta es la historia de una pequeña tortuga a la que le gustaba jugar a solas y con sus amigos. También le gustaba mucho ver la televisión y jugar en la calle, pero no parecía pasárselo muy bien en la escuela .

A esa tortuga le resultaba muy difícil permanecer sentada escuchando a su maestro. Cuando sus compañeros y compañeras de clase le quitaban el lápizo la empujaban, nuestra tortuguita se enfadaba tanto que no tardaba en pelearse o en insultarles hasta el punto de que luego la excluían de sus juegos.

La tortuguita estaba muy molesta. Estaba furiosa, confundida y triste porque no podía controlarse y no sabía como resolver el problema. Cierto día se encontró con una vieja tortuga sabia que tenía trescientos años y vivía al otro lado del pueblo. Entonces le preguntó:

-¿Qué es lo que puedo hacer? La escuela no me gusta. No puedo portarme bien y, por más que lo intento, nunca lo consigo.

Entonces la anciana tortuga le respondió:

-La solución a este problema está en ti misma. Cuando te sientas muy contrariada o enfadada y no puedas controlarte, métete dentro de tu caparazón (encerrar una mano en el puño de la otra y ocultando el pulgarcomo si fuera la cabeza de una tortuga replegándose en su concha). Ahí dentro podrás calmarte. 

Cuando yo me escondo en mi caparazón hago tres cosas:

 En primer lugar, me digo – Alto - luego respiro profundamente una o más veces si así lo necesito y, por último, me digo a mi misma cuál es el problema. 

A continuación las dos practicaron juntas varias veces hasta que nuestra tortuga dijo que estaba deseando que llegara el momento de volver a clase para probar su eficacia. 

Al día siguiente, la tortuguita estaba en clase cuando otro niño empezó a molestarla y, apenas comenzó a sentir el surgimiento de la ira en su interior,que sus manos empezaban a calentarse y que se aceleraba el ritmo de su corazón, recordó lo que le había dicho su vieja amiga, se replegó en su interior, donde podía estar tranquila sin que nadie la molestase y pensó en lo que tenía que hacer. Después de respirar profundamente varias veces, salió nuevamente de su caparazón y vio que su maestro estaba sonriéndole. 

Nuestra tortuga practicó una y otra vez. A veces lo conseguía y otras no, pero,  poco a poco, el hecho de replegarse dentro de su concha fue ayudándole a controlarse. Ahora que ya ha aprendido tiene más amigos y amigas y disfruta mucho yendo a la escuela.
(PICANDO EN LA IMÁGEN DE ARRIBA ACCEDERÁS A ACTIVIDADES PARA REALIZAR EN EL AULA CON ESTE CUENTO) Gracias a Maria José de "Inteligencia emocional en la escuela" por esta aportación.

lunes, 25 de febrero de 2013

CUENTO "NADIE ROBA MI FELICIDAD"



(Un cuento para trabajar la inteligencia emocional)

Erase una vez un conejo de trapo que vivía en un prado muy, muy feliz. De día cantaba con los pájaros y jugaba con los rayos de sol y, de noche, las estrellas eran las amigas que protegían sus sueños. Le gustaba abrazar y ser abrazado por los árboles y le encantaba que las mariposas le hicieran cosquillas con sus alas. Pero un día, en aquel pacífico lugar, apareció una rana de ojos saltones que le preguntó: 

-¿Quíen eres tú, animalillo raro?

Y el conejo se quedó muy preocupado. Se preguntaba:

- ¿Quién soy yo?

Y ya no le interesaban ni los pájaros, ni los árboles, ni los rayos del sol. Sólo quería saber quién era pero nadie le contestaba.

Entonces comenzó un largo viaje para ver a qué animal se parecía, pero no encontró ninguno. 

- Yo me parezco a alguno de ellos, pensaba, pero no soy como ellos...

Así que decidió sentarse en un lugar tranquilo y quedarse solo con sus pensamientos. Cuando menos lo esperaba se sintió inundado de un gran amor y escuchó una voz en su interior, una fuerza muy grande que le hizo exclamar:

- ¡Ya sé quién soy! Soy parte de esa luz de la pradera. Soy el amor que cada mañana doy y recibo de mis amigos. Soy la alegría que se respira allá donde voy. Soy la caricia que doy a mi amigo el árbol. Soy amor y luz que está experimentando en un cuerpo físico. Soy aquel que tiene que aprender, aprender, ayudar y disfrutar mucho, muchísimo... Soy constructor de mi vida a la que traigo el amor. Soy aquel que es querido y amado incondicionalmente. Soy o que haciendo felices a los demás es feliz el. ¡YO SOY YO!... ¡YO SOY YO!

Y así fue como decidió regresar y buscar a la rana de ojos saltones. Al verla le dijo:

- Ya sé quién soy: ¡YO SOY YO!

Entonces la rana le contestó:

- Bien amigo, veo que descubriste el gran truco de la magia del alma, el gran secreto para llevar una vida que valga la pena ser vivida. Tú compartías con todos una palabra amable, un gesto de amor, una sonrisa, un abrazo... y eras feliz. Pero te faltaba lo más importante: ¡CONOCERTE! No permitas que nada ni  nadie te haga dudar de ti mismo.

Y, guiñando un ojo al conejo, le dijo:

- Tú eres tú y so soy yo. Entonces juntos cantaron esta canción...


martes, 29 de enero de 2013

CUENTO "LA PAZ ES UNA NORIA"

La Paz es una noria alrededor del mundo.
Que gira, gira y gira llenándonos de amor.
Dejaos de misiles que imponen el terror,
las armas hacen daño hasta la Osa Mayor.
¡Quemad las escopetas! ¡Que no suene el cañón!
¡Al diablo la metralla! Pensad en el amor.

La paz es un invento que da felicidad,
la paz es como un pájaro que vive en libertad.
Las flores tienen cara y pueden sonreír
que suene ya la música, me gusta así vivir.

La paz no es como un cuento, la paz es realidad,
si, juntos de la mano, hacemos amistad.
No se hace con dinero, ni magia ni cartón
¡LA PAZ ES ALGO GRANDE QUE ESTÁ EN EL CORAZÓN!

domingo, 23 de diciembre de 2012

CUENTO DE NAVIDAD "EL ÁRBOL DE NAVIDAD"





Cuando el niño Jesús nació en Belén, el mundo se llenó de alegría y a Belén llegaban gentes de todas partes para ofrecer regalos al niño. 

Cerca del pesebre donde el niño descansaba, se dice que había tres árboles: una palmera, un olivo y un pino. Al ver tanta gente que iba y venía con ofrendas, ellos también sintieron deseos de ofrecer algo al Niño Jesús.

Yo, dijo la palmera, voy a romper una de mis ramas, la colocaré cerca de la cuna y, cuando el Niño tenga calor, suavemente, dulcemente, lo abanicaré sin despertarlo. No puedo hacer otra cosa, porque es muy pequeño para comer dátiles. Eso se lo daré cuando sea un poco mayor. 

Pues yo, dijo el olivo, pienso hacerle aceite con mis olivas y dárselo a su madre, la Virgen, para que haga comida.

El pino estaba triste. No sabía que ofrecer. Además la palmera y el olivo le repetían una y otra vez: - No!!! No!!! No le deas al Niño tus hojas… que parecen agujas, con ellas picarías al Niño... Tú, no tienes nada que regalarle... 

Y la pena que sentía el pino iba creciendo, cada vez era mayor. Pero un ángel que contemplaba la escena se compadeció y decidió ayudarle.

 - No estés triste, le dijo. Yo te ayudaré. Pediré a las estrellas que bajen del cielo, se posen en tus ramas y con su luz… Ya verás, ¡podrás iluminar al Niño y servirás de guía a todos los caminantes cara la cueva!

 Así lo hizo y al poco tiempo el pino se llenó de luces de colores porque muchas estrellas bajaron a sus ramas. Hasta el Niño Jesús, desde su cuna, se fijó en el pino y le brillaban los ojitos al contemplar lo bonito que estaba y cómo brillaba. 

Desde entonces, el pino es un elemento de adorno en todos los hogares del mundo en la época de la Navidad, como recuerdo de aquel pino que un día brilló ante la cuna del Niño Jesús.


jueves, 6 de diciembre de 2012

CUENTO ¡HACEMOS LA NAVIDAD!


Dicen que cada año el niño Jesús elige un lugar distinto donde nacer. Este año eligió la casa del MAGO DE LA LUZ. ¿Que dónde queda eso? Pues... En ¡la ciudad de FANTASÍA ANIMADA!, un lugar mágico habitado por unos magos y magas especiales que quieren enseñar a los niños a manterner viva la ilusión de un mundo mejor.

Así que el Mago de las Palabras Amables, el Mago de la Sabiduría, la Maga de la Ilusión, el Mago de la Alegría, el Mago del Amor, la Maga de la Imaginación, la Maga de la Vida el Mago de la Luz... arropan, con su canto al niño Jesús, mientras non enseñan que la Navidad debemos de hacerla todos los días. Cuando nos queremos, cuando compartimos, cuando repartimos abrazos, sonrisas, cuando hacemos bien las cosas, cuando decimos la verdad, cuando no nos enfadamos, cuando jugamos juntos, cuando sabemos perdonar, cuando ayudamos en casa... ¡HACEMOS LA NAVIDAD!
Related Posts with Thumbnails