COMETA

domingo, 21 de junio de 2009

CUENTO GITANO

Cuento gitano: por qué los gitanos viven dispersos por todo el mundo.

Hace mucho, mucho tiempo, un gitano viajaba con su familia en su carromato. Su caballo era flaco y enclenque, y a medida que la familia iba creciendo, le resultaba más difícil tirar de la pesada carreta. Ésta pronto se llenó tanto de niños que el pobre caballo apenas podía avanzar a trompicones por el camino lleno de baches. A medida que la carreta daba tumbos, inclinándose primero a la izquierda y luego a la derecha, las cacerolas y las sartenes se iban cayendo, y de vez en cuando algún niñ@ descalzo daba también con su cabeza en el suelo.

Lo peor no era durante el día, cuando se podían recoger los niñ@s y las cacerolas, sino por la noche, cuando no se veía nada. En cuaquier caso, ¿quién podía llevar la cuenta de una familia tan grande?. Y el caballo seguía recorriendo a duras penas su camino. El gitano viajó por toda la Tierra, y allá donde iba, dejaba un niñ@ tras de sí: un niñ@, otro, otro más...

Y así es cómo los gitanos se dispersaron por toda la Tierra.

(Dedicado a Jennifer, Guillermo, Érika y Miguel con todo cariño)

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails