COMETA

miércoles, 29 de septiembre de 2010

CUENTO "EL PRIMER VIAJE A LA LUNA Y EL TAMBOR AFRICANO"

Hace mucho, mucho tiempo, los monos de nariz blanca le dieron vueltas a un asunto que los traía de cabeza. Allí estaba la Luna en lo alto, blanca como su nariz.

Les encantaba la Luna, si de lejos era hermosa, de cerca tendría que serlo mucho más. Así que, después de mucho pensarlo, decidieron viajar hasta la Luna para traerla a la tierra.

De este modo se subieron uno encima de otro, hasta que el último de todos consiguiera tocar la Luna.

Lo que pasó fue que los que estaban debajo se cansaron y la torre de monos se desmoronó. ¡Todos cayeron al suelo! Bueno, todos no, porque el que había llegado a tocar la Luna se quedó enganchado a ella por el rabo.

La Luna lo miró asombrada y tan simpático lo encontró que le regaló un tambor. Una vez que el mono aprendió a tocar el instrumento la Luna lo devolvió a la Tierra bajándolo por un cordelito.

- No toques el tambor hasta que llegues al suelo. Cuando pises tierra, toca para que yo te oiga, entonces cortaré la cuerda. Le dijo la Luna.

Pero sucedió que el mono se emocionó y tocó el tambor antes de tocar tierra. Entonces, la Luna, que lo oyó, cortó la cuerda y el mono de nariz blanca se precipitó contra la tierra quedando muy malherido.

Una muchacha encontró al pobre mono moribundo; sin embargo, él aún tuvo fuerzas para contarle la historia del tambor y regalárselo.

Así fue como el tambor llegó a África y la gente construyó muchos tambores. Lo tocan cuando están contentos. Lo tocan cuando están tristes. Lo tocan en las fiestas y lo tocan para comunicarse en la lejanía. ¡Tambores de mil formas y tamaños resuenan por toda África!.

La Luna escucha su tantán muy complacida y se acuerda con ternura del mono con nariz blanca que fue el primero que viajó a la Luna.

Cuento popular de Guinea Bissau

viernes, 24 de septiembre de 2010

CUENTO "EL SECRETO DEL ROBLE"



View more presentations from RATIBRON.
Hace mucho, mucho tiempo, cuando la magia existía libremente por cada rincón del planeta, el druida GULDRÍS tuvo un sueño. 

Soñó con un mundo donde se fabricaban toda clase de artilugios. Donde no se respetaba el medio ambiente. Todo estaba gris y sucio… Se talaban los árboles, desaparecían bosques, los ríos estaban llenos de desperdicios… La naturaleza sufría mucho y aquel mundo estaba a punto de morir. 

En su sueño apareció un búho blanco que le dijo: 

-La solución a este mundo está en el roble y el elixir mágico que se puede fabricar con el muérdago, la planta que crece en su tronco. Si se lo das a todas las personas que quieran conservar la naturaleza, ésta se salvará. 

Cuando despertó, un búho blanco lo estaba mirando fijamente y, además, tenía la sensación de que el sueño se iba a cumplir, tal vez dentro de dos mil años. Decidió seguir al búho que estaba fuera… Y se internaron los dos en lo profundo del bosque.

De repente, vio muchos robles y en ellos la planta con la que podía hacer el elixir maravilloso de su sueño. Así fue como convocó a una reunión al resto de los druidas para informarles del descubrimiento y, desde entonces, en el sexto día de la luna, recogen el muérdago con una hoz de oro procurando que no caiga al suelo.

Este secreto fue transmitido de generación en generación. Siempre recordando las palabras del druida:

- Nos veremos al anochecer, junto al fuego, debajo del roble, mientras el búho ulula bajo el cielo lleno de estrellas y escuchando al lobo en el bosque cercano. Que Lug te proteja!

AHORA QUE SABES ESTE SECRETO... ¿TÚ TAMBIÉN QUIERES CUIDAR LA NATURALEZA?

domingo, 19 de septiembre de 2010

CUENTO "EL LÁPIZ MÁGICO"


Dicen que el niño comelibros al principio mamaba la leche que su madre le daba; pero no solo no crecía, sino que no paraba de llorar.

Su madre, para consolarlo, le contó un cuento. El niño calló y sonrió. Le contó otro y otro más. Al final durmió toda la noche y a la mañana siguiente había crecido 10 centímetros. Así fue como su mamá le contó otro al mediodía, por la tarde, por la noche... Al día siguiente había crecido 20 centímetros. ¡Lo que comía el niño eran cuentos!

Cuando acabaron con todos los libros de cuentos, sus padres tuvieron que inventarlos. Pero el niño comía tanto que no daban encontrado más para contarle ya que, si eran repetidos, no crecía.

Un día la madre descubrió un saco lleno de cuentos pero pertenecían a un duende que le dijo:

- Son cuentos mágicos.Tienes que pillarlos.

Así fue como el duende empezó a contar un cuento y la madre lo intentaba escribir. ¡Imposible! Cada letra que escribía desaparecía.

Y el duende se reía.

Lágrimas de rabia empezaron a caer por las mejillas de la madre que mojaron el papel y el lápiz.

Cuando el duende contó otro cuento las letras, las palabras, se pegaron al papel. Los cuentos fueron pillados y escribió, y escribió... con su maravilloso lápiz que parecía no acabarse nunca.

El niño comelibros creció, se convirtió en un hombre que siguió alimentándose de historias que escribía para todos los niños y niñas del mundo: cuentos cortos, cuentos largos, cuentos cantados, cuentos narrados...

Los escribía con aquel lápiz de su madre que, con sus lágrimas, se había convertido en mágico y nunca se afilaba ni se agotaba.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

CUENTO "MARGARITA"


Margarita está linda la mar,
y el viento,
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar;
tu acento:
Margarita, te voy a contar
un cuento:

Esto era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha de día
y un rebaño de elefantes,
un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Margarita,
tan bonita, como tú.

Una tarde, la princesa
vio una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

RUBEN DARÍO


viernes, 10 de septiembre de 2010

CUENTO "EL COWBOY Y LAS NUBES"




Un día un vaquero del Rancho Manchado salió a dar un paseo y… ¡se perdió!

Como no tenía brújula para orientarse le era imposible saber la dirección que tenía que tomar para regresar al rancho

Estaba muy cansado y se dispuso a dormir sobre la arena del desierto. Pero, por la noche estaba muy dura y fría.

Entonces subido a su caballo hizo girar el lazo con mucha fuerza y lo lanzó hacia el cielo para cazar una nube muy pequeña que le haría de almohada.

De nuevo hizo girar el lazo, esta vez con más fuerza y cazó una nube más gorda y grande que le haría de cama.

Así fue como el vaquero durmió feliz toda la noche sobre las dos nubes.

Por la mañana cuando se despertó las nubes le pidieron regresar al cielo porque sino el sol del desierto podía disolverlas. A cambio, le guiarían en su camino de regreso al rancho.

Como confiaba en ellas el vaquero las devolvió con su lazo al cielo.

Las nubes cumplieron con su palabra y lo guiaron por el desierto de regreso al Rancho Manchado…

Al llegar al rancho el vaquero quedó tan contento que cogió su banjo y se puso a tocar una canción dedicada a las nubes que lo salvaron.

Desde entonces, todos los días al atardecer, muchas nubes se paran sobre los ranchos. Van a escuchar a los vaqueros que, después de su trabajo, toman sus guitarras, banjos y armónicas y cantan para ellas sus hermosas canciones agradecidos por salvar a un camarada.

lunes, 6 de septiembre de 2010

CUENTO "POR QUÉ ESCARBA LA GALLINA"


Tamtis noe lat/ dok ba muaan yi wa... Érase una vez, en tiempos antiguos, que el milano no robaba los pollitos para comérselos porque era un gran amigo de la gallina.

Pero un día sucedió algo que cambió las cosas para siempre. Como la gallina vio a los hijos del milano bien afeitados, fue a su casa a pedirle prestada la navaja de afeitar para rasurar también ella a sus pollitos.

El milano se la dio diciendo que hacía una excepción con ella por tratarse de una amiga y le recomendó que no la perdiera.

Así fue como la gallina al volver a su casa afeitó a todos sus hijos y luego olvidó en el suelo la navaja. Los pollitos la cogieron para jugar y acabaron perdiéndola.

La olvidadiza e irresponsable gallina buscó y buscó por todas partes pero... ¡la navaja no apareció!

Muy nerviosa fue a ver de nuevo a su amigo el milano y cuando la gallina le explicó, avergonzada, lo que había pasado, éste le dijo que tenía dos días de plazo para encontrarla y si no se llevaría a uno de los pollitos.

Como imaginas la navaja no apareció a pesar de que la gallina llamó a todas sus hermanas para ayudar en la búsqueda. Todo fue en vano y hoy todavía sigue buscando por todas partes.

Por eso la gallina escarba y el milano sigue robando pollitos.

Cuento de Nigeria

viernes, 3 de septiembre de 2010

CUENTO "AVENTURA DE UNOS PULPOS ENAMORADOS"

En las profundidades del océano viven tranquilamente dos pulpos enamorados. Su pacífica existencia se verá alterada cuando uno de ellos es pescado y el que queda decide afrontar toda clase de peligros para rescatarlo de una muerte segura.

Un pequeño cuento en el que el tesón, la valentía y el amor son los protagonistas hasta el final.


Related Posts with Thumbnails