COMETA

viernes, 10 de septiembre de 2010

CUENTO "EL COWBOY Y LAS NUBES"




Un día un vaquero del Rancho Manchado salió a dar un paseo y… ¡se perdió!

Como no tenía brújula para orientarse le era imposible saber la dirección que tenía que tomar para regresar al rancho

Estaba muy cansado y se dispuso a dormir sobre la arena del desierto. Pero, por la noche estaba muy dura y fría.

Entonces subido a su caballo hizo girar el lazo con mucha fuerza y lo lanzó hacia el cielo para cazar una nube muy pequeña que le haría de almohada.

De nuevo hizo girar el lazo, esta vez con más fuerza y cazó una nube más gorda y grande que le haría de cama.

Así fue como el vaquero durmió feliz toda la noche sobre las dos nubes.

Por la mañana cuando se despertó las nubes le pidieron regresar al cielo porque sino el sol del desierto podía disolverlas. A cambio, le guiarían en su camino de regreso al rancho.

Como confiaba en ellas el vaquero las devolvió con su lazo al cielo.

Las nubes cumplieron con su palabra y lo guiaron por el desierto de regreso al Rancho Manchado…

Al llegar al rancho el vaquero quedó tan contento que cogió su banjo y se puso a tocar una canción dedicada a las nubes que lo salvaron.

Desde entonces, todos los días al atardecer, muchas nubes se paran sobre los ranchos. Van a escuchar a los vaqueros que, después de su trabajo, toman sus guitarras, banjos y armónicas y cantan para ellas sus hermosas canciones agradecidos por salvar a un camarada.

Related Posts with Thumbnails