COMETA

martes, 20 de octubre de 2009

CUENTO "LA BRUJA QUE ODIABA EL AZÚCAR"

Aquel sábado por la tarde el lagarto Paco estaba acostado sobre una piedra de la cocina . ¡Qué bien estaba cerca del calor!

Pero la bruja con la que vivía no dejaba de decir barbaridades:

- “Por las barbas de un cocón

el azúcar será carbón”.

Cada vez gritaba más:

- “Por las barbas de un moreno

el azúcar será veneno”.

Y echaba kilos de azúcar en la olla, tarros de miel, tres caramelos y un poco de merengue.

Y seguía diciendo:

- “A partir de este momento el azúcar será cemento”.

- “A los que coman caramelos

se les llenará la boca de pelos”.

Paco era muy goloso y no estaba dispuesto a que desapareciera todo el azúcar del mundo.

Le gustaba muchísimo chupar un pirulí, el sabor dulce de la crema de leche y cómo se deshacía un azucarillo en la boca.

¡Glubluglú, glubluglú…! La olla empezó a hervir.

La bruja estaba feliz, desaparecería el algodón de azúcar, los helados italianos, el turrón, los melindres de Melide, la tarta de Santiago…

La bruja sonreía mientras decía:

Los vapores se extenderán por todas las casas , por todas las cocinas, por todos los azucareros y hará que desaparezca el dulce de la tierra. Ja, ja, ja…Image Hosted by ImageShack.us

Pero Paco no estaba dispuesto a que pasara nada de eso. Y echó en la olla todo lo que encontró: un pollo, lechugas, tomates, huevos, pimientos, espaguetis…

De este modo la olla explotó. La bruja perdió la memoria con lo ocurrido y pensó que estaba cocinando unos deliciosos fideos.

¡Qué suerte! El lagarto Paco se libró de unos buenos escobazos y…

gracias a él ...sigue habiendo azúcar en el mundo.

Y ahora se dedica a cantar esta canción para avisar a todo el mundo de lo locas que están las brujas.Image Hosted by ImageShack.us


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails