COMETA

viernes, 27 de mayo de 2011

CUENTO "SIRA Y EL PÁJARO NEGRO"


En la aldea donde vive Sira, es costumbre que, cuando nace un bebé, su papá le fabrique un sonajero, porque su sonido, dicen, aleja las enfermedades.
Sira quiso que el de su hermanito pequeño fuera diferente y lo pintó de verde. ¡Le quedó precioso!

En el pueblo todos saben que, cuando llega la noche, hay que guardar muy bien esos sonajeros, porque, con la oscuridad, el Pájaro Negro sobrevuela la aldea buscándolos y se los lleva en el pico a su nido en lo alto de la montaña.

Una noche, sucedió lo que todos en la familia temían. El Pájaro Negro encontró el sonajero verde del hermanito de Sira y, sin que nadie se diera cuenta, se lo llevó a su guarida.

Cuando amaneció, el bebé no paraba de llorar. Había perdido el color de la cara y el brillo de los ojos. Su mamá no sabía qué le pasaba e intentaba calmarle acunándole en sus brazos. Cuando a mediodía regresó su papá de trabajar en el campo, se dio cuenta de que el sonajero no estaba.

- ¿Qué vamos a hacer ahora?, preguntó mamá muy asustada.
- Tendremos que recuperar el sonajero, dijo papá decidido.

- Pero eso es imposible, nunca nadie ha conseguido llegar hasta el nido del Pájaro Negro, el camino está lleno de peligros, se lamentó mamá.

Sira, permanecía sentada a las puertas de la cabaña escuchándoles.

Mientras se abrazaba las rodillas lloraba por su hermanito enfermo. No podía permitir que se muriera el bebé y, como siempre había sido una niña muy valiente, decidió ir ella a buscar el sonajero. Se levantó de un salto y, sin pensárselo dos veces, agarró la bolsa de tela que llevaba a la escuela y echó en ella todos los cacahuetes que pudo coger y un par de tortas de maíz. Sin hacer ruido, y a escondidas, emprendió el camino... (Sigue en el video)

Hoy a las 10:30 hora peninsular este cuento surcará los aires apoyando a la campaña:EL ESPAÑOL EN EL AIRE POR LAS NIÑAS. Campaña Mundial de Educación: por una educación para las niñas del mundo, que por múltiples causas no pueden acceder a unos estudios y formación.

¡VA POR ELLAS!



La historia de Sira hizo reflexionar a muchos padres de su aldea, que decidieron que sus hijas también tenían que ir a la escuela.

Sira sigue estudiando para lograr que algún día el Pájaro Negro se marche para siempre de su pueblo y que ningún niño vuelva a enfermar por su culpa.

domingo, 22 de mayo de 2011

LOS ZAPATOS MÁGICOS DE LOS LEPRECHAUNS


Hace mucho, mucho tiempo los leprechauns, unos duendes zapateros remendones llegaron desde la isla de Irlanda a Galicia.

Se establecieron por todas partes. Vivían escondidos entre las hojas de las viñas, en el Monte Pindo, bajo las aguas del río Xallas… Disfrutaban con sus travesuras y lo peor es que no dejaban dormir a nadie porque pasaban las noches cantando y bailando.

Otras veces golpeaban las piedras con sus matillos. ¡Ruido y más alboroto!

En las noches de luna llena se dedicaban a fabricar zapatos para las hadas bailarinas, príncipes, duendes y meigas de Galicia.

Y, mientras, cantaban esta canción:

«Grandes botas de caza, zapatillas de salón
blancas de boda y rosas para bailar.
Así, así,
fabricamos un solo zapato
y nos enriquemos a cada puntada.

¡Tick-tack-tuck...! ¡Tick-tack-tuck.


Por eso es muy importante que nunca tires un zapato cuando te quede pequeño o esté estropeado. ¡Mira que desciende de un zapato mágico! ¡Un zapato que habla de amor y paz!

lunes, 16 de mayo de 2011

CUENTO "EL PRIMER FESTIVAL DE MÚSICA DEL MUNDO"

Hace siglos, cuando aún no existían los festivales de la canción, se celebraban como hoy festejos musicales. En la Edad de Piedra se celebró el Primer Festival de los Imitadores de Pájaros. La crónica de este suceso, narrada en la pared de una cueva por un reportero de la época, cuenta que el festival tuvo lugar en el poblado de Glup, que se alzaba en la costa mediterránea muy cerca del lugar que hoy ocupa Benidorm.

Al grito de                                                                    dió comienzo este evento.

El primero que subió al escenario fue un representante de una tribu nórdica, viejo y cegato, pero un gran imitador de aves. 

- ¡Pío, pío! cantó. Y arrancó una multitud de aplausos

Después actuó un corpulento centroeuropeo.

- ¡Piripipí, parapapá...! El público enmudeció con la calided de su voz. La ovación fue estruendosa.

Cuando iban a dar por ganador al corpulento centroeuropeo un miembro de la tribu de los galos, que pastoreaban por la zona que más tarde sería Francia, dijo:

- Tu gorjeo es pura farsa. No hay pájaros que digan "parapapá".

Por desgracia, unas manchas de humedad borraron en la cueva el resto del relato  y ¡nunca podremos saber quién ganó aquel Primer Festival!
¿Qué te parece? ¿Le pones tú un final?
Adaptación del cuento de Álvaro de LaIglesia

lunes, 9 de mayo de 2011

CUENTO "UN PUZZLE COMPLICADO"


Natascha adora los puzzles. Tiene una colección inmensa. Sin embargo, la ilusión de comenzar uno nuevo, el reto y desafío para completarlo... hace que se sienta viva.

Un día recibe un nuevo rompecabezas. Una de sus piezas decide escaparse y llevarla a un mundo donde su imaginación la hará volar, ser libre.

Un precioso cuento en el que la ilusión y la constancia son los valores fundamentales.





A que te has animado tú a hacer también un rompecabezas?

martes, 3 de mayo de 2011

CUENTO "POR QUÉ LAS LECHUZAS HACEN UH...UH...UH..."

Hoy en día, el bosque es un lugar tranquilo. Pero hace mucho, mucho tiempo, era diferente. Los pájaros cantaban de cualquier manera. El ruiseñor croaba, el águila cucaba, el palomo graznaba y el gorrión echaba el día rulando. En definitiva, armaban un gran alboroto.

El oso, que era el rey del bosque, estaba muy enfadado porque aquellos gritos no le dejaban dormir la siesta. Por eso, un día, decidió reunir a todos los pájaros en un claro del bosque. Acudieron todos menos la lechuza porque dormía durante todo el día.

El oso les dijo:

- ¿Veis este barril? Está lleno de cantos de pájaros. Hay uno para cada uno de vosotros. Elegid bien, porque será vuestro canto para toda la vida. Nunca lo podréis cambiar y deberéis de transmitirlo de generación en generación.

Los pájaros se abalanzaron sobre el barril y sacaron todas las canciones. Discutieron un poco, pero enseguida se pusieron de acuerdo. Y cada uno tuvo su canto.

Cuando la lechuza se levantó, se encontró al oso al lado del barril vacío. Al ver que no quedaba ni un canto para ella el oso le dijo:

- Vete a la aldea al otro lado del bosque. Como a las personas le encantan las fiestas siempre están cantando canciones. Quizás aprendas una.

Cuando la lechuza llegó a la aldea ya era medianoche. Sólo había luz en una cabaña donde un niño movía, adormecido, el arco de un instrumento, el doble de grande que él, que hacía un ruido extraño: "¡UH!...¡UH!...¡UH!..."

- ¡Es la única canción que queda!, suspiró la lechuza. No es muy bonita pero por lo menos no es difícil.

Rápidamente la aprendió y volvió al bosque. Más adelante se la enseñó a sus hijos y nietos. 

Por esta razón, desde hace mucho, mucho tiempo, en todos los bosques del mundo las lechuzas cantan haciendo: "¡Uh!, ¡Uh!, ¡Uh!". Y por supuesto tú ya habrás adivinado que el instrumento del que aprendió era un CONTRABAJO.  
(Adaptación del cuento de CLAUDE CLEMENTE)

Related Posts with Thumbnails