COMETA

domingo, 22 de mayo de 2011

LOS ZAPATOS MÁGICOS DE LOS LEPRECHAUNS


Hace mucho, mucho tiempo los leprechauns, unos duendes zapateros remendones llegaron desde la isla de Irlanda a Galicia.

Se establecieron por todas partes. Vivían escondidos entre las hojas de las viñas, en el Monte Pindo, bajo las aguas del río Xallas… Disfrutaban con sus travesuras y lo peor es que no dejaban dormir a nadie porque pasaban las noches cantando y bailando.

Otras veces golpeaban las piedras con sus matillos. ¡Ruido y más alboroto!

En las noches de luna llena se dedicaban a fabricar zapatos para las hadas bailarinas, príncipes, duendes y meigas de Galicia.

Y, mientras, cantaban esta canción:

«Grandes botas de caza, zapatillas de salón
blancas de boda y rosas para bailar.
Así, así,
fabricamos un solo zapato
y nos enriquemos a cada puntada.

¡Tick-tack-tuck...! ¡Tick-tack-tuck.


Por eso es muy importante que nunca tires un zapato cuando te quede pequeño o esté estropeado. ¡Mira que desciende de un zapato mágico! ¡Un zapato que habla de amor y paz!

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails