COMETA

viernes, 27 de mayo de 2011

CUENTO "SIRA Y EL PÁJARO NEGRO"


En la aldea donde vive Sira, es costumbre que, cuando nace un bebé, su papá le fabrique un sonajero, porque su sonido, dicen, aleja las enfermedades.
Sira quiso que el de su hermanito pequeño fuera diferente y lo pintó de verde. ¡Le quedó precioso!

En el pueblo todos saben que, cuando llega la noche, hay que guardar muy bien esos sonajeros, porque, con la oscuridad, el Pájaro Negro sobrevuela la aldea buscándolos y se los lleva en el pico a su nido en lo alto de la montaña.

Una noche, sucedió lo que todos en la familia temían. El Pájaro Negro encontró el sonajero verde del hermanito de Sira y, sin que nadie se diera cuenta, se lo llevó a su guarida.

Cuando amaneció, el bebé no paraba de llorar. Había perdido el color de la cara y el brillo de los ojos. Su mamá no sabía qué le pasaba e intentaba calmarle acunándole en sus brazos. Cuando a mediodía regresó su papá de trabajar en el campo, se dio cuenta de que el sonajero no estaba.

- ¿Qué vamos a hacer ahora?, preguntó mamá muy asustada.
- Tendremos que recuperar el sonajero, dijo papá decidido.

- Pero eso es imposible, nunca nadie ha conseguido llegar hasta el nido del Pájaro Negro, el camino está lleno de peligros, se lamentó mamá.

Sira, permanecía sentada a las puertas de la cabaña escuchándoles.

Mientras se abrazaba las rodillas lloraba por su hermanito enfermo. No podía permitir que se muriera el bebé y, como siempre había sido una niña muy valiente, decidió ir ella a buscar el sonajero. Se levantó de un salto y, sin pensárselo dos veces, agarró la bolsa de tela que llevaba a la escuela y echó en ella todos los cacahuetes que pudo coger y un par de tortas de maíz. Sin hacer ruido, y a escondidas, emprendió el camino... (Sigue en el video)

Hoy a las 10:30 hora peninsular este cuento surcará los aires apoyando a la campaña:EL ESPAÑOL EN EL AIRE POR LAS NIÑAS. Campaña Mundial de Educación: por una educación para las niñas del mundo, que por múltiples causas no pueden acceder a unos estudios y formación.

¡VA POR ELLAS!



La historia de Sira hizo reflexionar a muchos padres de su aldea, que decidieron que sus hijas también tenían que ir a la escuela.

Sira sigue estudiando para lograr que algún día el Pájaro Negro se marche para siempre de su pueblo y que ningún niño vuelva a enfermar por su culpa.
Related Posts with Thumbnails