COMETA

sábado, 20 de marzo de 2010

CUENTO AFRICANO "EL FUEGO Y LA LLUVIA"


Había una vez un rey que tenía una hija muy bella. Su belleza aumentó cuando alcanzó la edad de casarse, y era considerada como la joven más bella del mundo. Muchos jóvenes querían casarse con la hija del rey, pero los primeros que pidieron su mano fueron el FUEGO y la LLUVIA

La LLUVIA se presentó primero a la hija del rey para preguntarle si quería ser su esposa, y la hija respondió que sí. Pero el FUEGO había ido antes al rey a pedirle que le concediera a su hija como esposa, y el rey había accedido. El rey ordenó que dijeran a su hija que fuera a verlo. Cuando la joven estuvo en su presencia, el rey dijo:

- He prometido darte como esposa al FUEGO.

- Majestad- replicó la hija-, he prometido ya a la LLUVIA ser su esposa.

- ¿Y qué vamos a hacer ahora? - exclamaron los dos- Estamos comprometidos en dos promesas.

En aquel momento llegó la LLUVIA con intención de hacer una visita a la hija del rey. Poco después, llegaba el FUEGO con el mismo propósito. Como la LLUVIA y el FUEGO estaban decididos, cada uno por su parte, a no dejar que el otro le ganase la partida al rey se le ocurrió organizar una carrera y el que la ganase se casaría con su hija.

Había mucha expectación entre la gente. Unos decían que ganaría el Fuego; otros que la LLUVIA. La hija del rey había decidido en su corazón que, ganase quien ganase, mantendría su promesa de casarse con la LLUVIA.

El día de la carrera llegó y hacía un fuerte viento. Al principio iba ganando el FUEGO porque el viento lo empujaba con fuerza. En cuanto a la LLUVIA no había rastro de ella en el cielo. El FUEGO siguió corriendo cada vez más veloz y cuando parecía que estaba a punto de ganar la carrera, la LLUVIA empezó a caer con fuerza. El FUEGO quedó apagado antes de que pudiera llegar a la meta y la LLUVIA fue declarada ganadora.

El rey, por tanto, dio a su hija la LLUVIA como esposa y hubo un gran regocijo.

DESDE ESTA OCASIÓN, EN QUE EL AGUA APAGÓ LAS LLAMAS, HA HABIDO ENEMISTAD ENTRE LA LLUVIA Y EL FUEGO Y MIENTRAS NO PELEAN ¡QUÉ MARAVILLOSOS SONIDOS TIENE LA TIERRA AFRICANA!


Cuento de Nigeria.

2 comentarios:

Marta dijo...

Hola Carmen, he puesto en mi blog dos páginas que encontré en tu blog, ya que me parecían muy buenas. Espero que no te importe.
Biquiños e apertas guapiña.

Anónimo dijo...

QUEDOU UNHA CHULADA E E MOI ORIXINAL
CARMEN 4ºB

Related Posts with Thumbnails