COMETA

martes, 10 de noviembre de 2009

CUENTO "EL CASTAÑO MÁGICO"



Había una vez un castaño mágico que crecía en mitad de un bosque. Se llamaba Ico y parecía un árbol como los demás, pero era capaz de hablar.

Solo los niños y los animales podían oírlo.

De este modo fue como se hizo muy amigo de Ernesto que lo escuchaba mientras le asaba las deliciosas castañas de sus ramas.

Ernesto pensaba que eran las castañas más ricas del mundo.

El árbol las asaba enviando calor a sus ramas. Sólo que no lo hacía muy a menudo porque si no se podía secar.

Un día Ernesto llevó a sus compañeros para comer castañas pero Juan se les adelantó , llenó su mochila con todas y no las quiso repartir.

Al castaño le dieron pena los niños y asó todas las castañas que le quedaban. Y pasó lo que tenía que pasar: las ramas de Ico se secaron con el esfuerzo y ese otoño no pudo volver a dar más castañas.

Las ardillas se enfadaron con el árbol porque ellas también se quedarían sin comida para el invierno.

Ico estaba tan apenado que comenzó a llorar gruesas gotas de resina.

Pasó mucho, mucho tiempo... Cuando llegó el otoño siguiente, Juan se acercó un día a visitarlo con dos sacos vacios. Pidió castañas al árbol pero éste se negó, de este modo tuvo suficiente castañas para todos sus amigos: los animales y los niños. Estuvo acompañado y volvió a ser feliz.

Y se repetía a sí mismo: las cosas salen bien cuando uno las hace bien.

Mientras tanto los niños cantaban una simpática canción sobre las castañas...



Related Posts with Thumbnails