COMETA

miércoles, 2 de septiembre de 2009

CUENTO INDIO "DETRÁS DE LA CASCADA"


Acompáñame, los niñ@s quieren contarte un cuento de los nativos norteamericanos sobre el orígen de dos alimentos importantísimos para ellos: el maíz y el bisonte. Lee y disfruta.

El campamento Cheyenne se instaló en un amplio valle. El sol no había salido y ya comenzaran las actividades del día.

Dulce Medicina y Plantado en el Suelo salieron a cazar ya que había mucha hambre en el campamento, la caza escaseaba y la gente estaba enfermando.

Vieron una colina, entonces decidieron subir para ver desde arriba si había algún ciervo por la zona.

Siguieron el curso del río y al llegar a la cima sintieron un gran ruído, ¡procedía de una cascada!.Asombrados por el poder del auga decidieron atravesar la cascada para ver lo que había detrás. Descubrieron a una mujer ante una hoguera, los invitó a comer con ella y los trató como si fueran sus hijos.

La mujer colocó ante ellos dos platos: uno de carne y otro de una pasta amarilla y les dijo:

- Esto es bisonte y esto es maíz.

Ambos comieron con hambre pero los platos nunca se vaciaban.

La mujer le puso a cada uno una pluma roja y les pintó en la frente un sol y una luna. Luego, señalando para la izquierda dijo:

- Mirad el Bisonte!

Los dos jóvenes miraron y vieron grandes bestias que no conocían, galopando por la pradera y levantando nubes de polvo con sus pezuñas. A continuación la anciana señalando para la derecha dijo:

- Mirad el maíz!.

Los dos guerreros vieron campos de plantas cultivadas que oscilaban con el viento. Les resultó extraño porque nunca las habían visto.

Dulce Medicina fue obsequiado con un plato con carne de bisonte para que lo repartiera entre su pueblo que no volvería a pasar hambre gracias a que, desde entonces, este animal viviría en las praderas.

Plantado en el Suelo recibió maíz para que su gente lo cultivara y tuvieran siempre algo que comer.

Fueron guiados hasta la cascada para que regresaran a su poblado y le enseñaran a su gente las cosas maravillosas que les llevaban, cosas que los harían felices…

Cuando los Cheyenne los vieron comprendieron que traían buenas noticias

Y las mujeres fueron, desde entonces, las encargadas de preparar la carne de bisonte y curtir las pieles. Y los hombres de plantar el maíz.

Por eso , cuando los bisontes se desplazan los indios también mueven sus campamentos y al llegar la primavera plantan el maíz. Desde entonces, no volvieron a pasar más hambre.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails