COMETA

domingo, 19 de junio de 2011

CUENTO "EL REY SIN CUENTO"

El rey de Litonia tenía un problema. Se dió cuenta cuando despertó de un molesto sueño una noche de invierno que llovía a mares. Mandó llamar a sus consejeros y les dijo:

- Queridos consejeros. Tengo un problema: no tengo un cuento. ¿Comprendéis la gravedad de esto? ¡Un rey sin cuento! Esto  nunca se vió.

Los consejeros decidieron encontrar una solución y durante ocho días hablaron, discutieron... Pero nada, no había manera. No encontraban el remedio.

Entonces el rey decidió enviar emisarios a recorrer el mundo en busca de un cuento. Un día llegó una dama ataviada con un lujoso vestido de seda.

- Majestad, yo tengo la solución. En mi país hay un ladrón. No es un ladrón cualquiera, es un ladrón de cosas que uno no cuenta. Majestad, puedo contarle al ladrón que hay millones de cosas que robar en Litonia y usted con su sabiduría podrá sacar luego un cuento de este hecho.

El rey aceptó.

Y... ¿qué te parece que pasó? Pues que una sombra pasó por el reino llevando la oscuridad a cada rincón. El rey, en vez de socorrer a su pueblo, se quedó dormido.

Cuando la sombra desapareció del reino el rey despertó. No se acordaba de nada de lo que había pasado. Quizás fue el deseo de tener un cuento lo que el ladrón de cosas que uno no cuenta fue lo que le robó.

Gracias a esto los habitantes del Litonia se vieron libres de la obsesión del monarca. Y, ese mismo día, en secreto, para que él no se enterara, comenzaron a redactar este cuento.
Antonido Yáñez Casal

Solo que el rey cambió el ¡NO TENGO UN CUENTO! por un ¡CUENTAME UN CUENTO!


1 comentario:

Carmen dijo...

Hola!En mi blog http://laclasedetercero-carmen.blogspot.com/ os he dejado un regalo.

Related Posts with Thumbnails