COMETA

jueves, 3 de febrero de 2011

CUENTO "UNOS BESOS MÁGICOS"


En la provincia de Pontevedra, en un lugar que se llama Pardesoa, Tierra de Montes, contrataron a un pastor para que cuidara el rebaño cabras y ovejas.

El pastor iba al monte al amanecer y regresaba por la noche. Así día tras día y el rebaño iba engordando y aumentando.

Pero ocurrió que un día regresó con dos ovejas menos y otro día faltó una cabra y otro tres ovejas…

Entonces los vecinos decidieron vigilarlo. De esta manera el hombre más fuerte de la aldea se fue detrás de él, siguiéndolo a cierta distancia, para observar lo que pasaba.

Al llegar al monte el hombre fuerte se escondió a observar.

Al cabo de un rato escuchó un fuerte silbido y vio una gran cobra, de muchos metros de largo, que se lanzaba sobre las ovejas.

El pastor, que estaba atento, comenzó una lucha con la serpiente cuerpo a cuerpo.

La pelea duró mucho tiempo y mientras los contendientes hablaban entre ellos. La cobra le decía al pastor:

- Si tuviese una fuente para refrescarme no salías con vida de este monte.
- Pues si yo tuviese un vaso de leche, un pedazo de pan y el beso de una chica acababa contigo serpiente loca.

Y ambos tuvieron que parar a descansar porque estaban agotados.

El hombre fuerte que estaba vigilando aprovechó para irse a correr hacia la aldea a buscar lo que necesitaba el pastor para vencer a la serpiente y regresó con todo al monte.

La chica que lo acompañaba le dio el pan y la leche al pastor que comió con gana y también un sonoro beso. Con las fuerzas de estos tres elementos fue capaz de derrotar a la serpiente. Al hacerlo ésta se transformó en un hada hermosísima de la que el pastor se quedó perdidamente enamorado.

El hada no era más que una mágica muchacha encantada y él rompió su hechizo.

Se casaron y fueron muy felices y, a pesar de tener cuanto querían, el pastor seguía comiendo todos los días pan y bebiendo un vaso de leche.

Los besos se los daba su hada.

La otra chica está esperando en Pardesoa por si alguien quiere probar de nuevo sus besos. Yo te digo que saben a manzana con queso.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails