COMETA

lunes, 14 de diciembre de 2009

CUENTO "UNA AVENTURA DE PAPA NOEL"



Cuento de Australia.

Erase una vez un perro llamado Mucky Pup. No era un buen perro. Era poco amable, y nadie lo era con él. A decir verdad, le gustaba morder y cuando no podía morder, gruñía.



Todas las noches gruñía a la luna. Cavaba agujeros en el jardín. Perseguía a los niños. Y le gustaba asustar a las señoras mayores.

En Navidad, le encantaba esconderse junto a la chimenea y morder en el pie a Santa Claus cuando éste se deslizaba por ella.Image Hosted by ImageShack.us


Una fría Nochebuena, precisamente cuano Mucky Pup aguardaba al lado de la chimenea a que aparecieran las grandes botas de Santa Claus, ocurió algo extraño y maravilloso.

Un hilo bajaba por la chimenea y tenía colgado un regalo de Navidad envuelto en un papel brillante, con un letrero que decía:Image Hosted by ImageShack.us

- "Para Mucky Pup de parte de Santa Claus, que la paz y la alegría reinen siempre en tu corazón".

Ya que Mucky Pup sabía leer (era malo pero no tonto) entendió que no debía de morderlo y... ¡empezó a menear el rabo!. Además no podía pararlo, su rabo se movía de un lado para otro como jamás lo había hecho.

Quería gruñir pero sólo le salió un ronquido. Pensó: !Alguien me quiere pese a todo! ¿Será que no soy tan malo?.

Corrió por las zapatillas más calentitas de su amo y las colocó al pie de la chimenea. De este modo, cuando Santa Claus asomó sus botas por la chimenea, comprendió que eran para él, para calentarle los pies antes de volver a la fría noche de invierno.

Ya hace mucho de esto y Mucky Pup ya no es tan malo. Comprenderás que a Santa Claus le encanta bajar por aquella chimenea.

Ahora Mucky Pup, año tras año, espera ansioso a Santa Claus que siempre le tiene preparado un regalito.

Related Posts with Thumbnails