COMETA

martes, 28 de febrero de 2012

CUENTO "EL LAGO DE CORK"


En el sur de Irlanda, cerca de la ciudad de Cork, hay un gran lago en el que la gente va a pescar o pasear en barca. Pero lo que no saben las personas que realizan estas actividades es que en el mismo fondo de este lago hay edificios y jardines mucho más hermosos que cualquiera que se conozca.

¿Quieres saber cómo llegaron allí? Pues, lee atentamente...

Hace muchos años, en esta tierra irlandesa, había un gran rey, llamado Cork, que tenía su palacio justo donde ahora está el lago.

En el medio del patio había un manantial de agua, tan pura y tan clara que maravillaba a todo el mundo.

Mucho le gustaba al rey este lugar pero ,como cada vez venían más personas a buscar su agua, tenía miedo de que secara. Así que mandó construir una muralla alrededor del pozo y no dejaba que nadie se acercara.

Cuando él quería un poco de agua mandaba a su hija por ella ya que era la única en quien confiaba.
Un día, el rey dio una gran fiesta a la que asistieron príncipes y señores. Había fabulosas atracciones por todo el palacio, baile y comida en abundancia. En una ocasión un príncipe bailó con la hija del rey e hicieron muy buenas migas.

Como alguien pidió agua  el rey mandó a su hija, acompañada por el príncipe, a por ella.

Cuando la princesa se inclinó, para llenar la jarra de oro que llevaba, se cayó dentro. El príncipe intentó ayudarla pero el agua parecía que tenía vida propia y comenzó a subir tan a prisa que el patio quedó enseguida anegado.

Muy nervioso el príncipe corrió de vuelta junto al rey. Pero el agua, alegre de verse en libertad se echó a manar incesantemente. Cada vez subía más y llegó al comedor del palacio aún antes que el propio príncipe. Logró tal altura que inundó por completo el verde valle donde estaba el palacio del rey. Y así se formó el actual LAGO DE CORK.
 Pero el rey, su hija y los invitados no se ahogaron.  Desde entonces, en el palacio en el fondo del lago, todas las noches se celebra la misma fiesta y el mismo baile y durarán hasta que alguien tenga la suerte de sacar del fondo la jarra de oro que fue la causa de esta desgracia.
 Nadie duda de que fue un castigo al rey por cerrarle el pozo a la gente pobre. Y si alguien no cree esta historia que vaya al lago de Cork, la carretera pasa por su orilla...
 ... Cuando el agua está clara se puede ver el castillo y los edificios...

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails