COMETA

domingo, 18 de diciembre de 2011

CUENTO DE NAVIDAD CON SABOR A MAR

Esta historia  que te cuento sucedió junto al mar una noche de Navidad. Un cangrejo, un poco viejo, caminaba hacia atrás. ¡De repente, unas gotas lo comenzaron a mojar! Pensó que serían las olas que tenían ganas de jugar. Levantó sus tenazas y ¡vaya! ¡qué desilusión! Eran lágrimas de tristeza de esas que llegan al corazón.

Un niño pequeño lloraba mientras se lamentaba: - ¡Ay, Espíritu de Navidad! ¿Qué les voy a regalar?

Don Cangrejo, muy astuto, se adentra en el mar a hablar con Neptuno para una solución encontrar. Todos los peces se ponen en marcha. ¡Hay que trabajar! 

Los pulpos de ocho brazos tejen y tejen sin parar. Con hilo de algas una red de pesca confeccionarán.
En la carpintería marina no se puede molestar. Pez Martillo y Pez Serrucho están haciendo un sillón de coral. Mientras, los calamares esperan para poderlo pintar.

Las ostras pasan perlas para un bonito collar. El Niño Jesús la caracola, que le hace de cuna, se la quiere regalar porque tiene un mensaje que es muy especial. Y, por fín, los caballitos de mar, en la orilla de la playa, los regalos van a dejar.

Los cantos de las sirenas despiertan al niño, dormido en la arena, rodeado de sorpresas. Un collar de perlas para mamá. Una red de pesca para papá. Un sillón de coral para su hermana. Una caracola... ¿Para qué una caracola? 

Y cuando el niño la caracola acerca a su oído escucha un mensaje, muy especial, lleno de felicidad.
Mira el vídeo para poderlo escuchar. (También tienes este cuento narrado)
Related Posts with Thumbnails