COMETA

jueves, 13 de enero de 2011

CUENTO "EL CREADOR DE SERPIENTES"

Hace mucho, mucho tiempo, en un país teñido de esmeralda y de costas recortadas por el mar, el hechicero JAIMAK descubrió, por casualidad, que es posible fabricar serpientes con medios humanos.

Su fórmula mágica se fue transmitiendo de padres a hijos solo que nadie debe ponerse a fabricar una serpiente sino tiene verdadero interés, porque puede tener sus inconvenientes. Con los misterios de la naturaleza no se juega, pues pueden volverse contra nosotros.

Para empezar, necesitamos un pelo largo de mujer, cuanto más largo mejor, provisto de su correspondiente bulbo o raíz. No sirve un pelo caído, pues es un pelo muerto y produciría una serpiente sin movimiento. Luego se enrosca en una ramita de sauce deshojada. Se mete el palo en un río de aguas cristalinas y se clava verticalmente en el fondo.

Si todo sale bien, de la raíz del pelo nacerá la cabeza de una serpiente que será tan larga como el pelo utilizado.

A la primera luna llena después de haber clavado el palo se va al río con una hoja de laurel, se arrancan las hojas y se tiran  mientras se recitan  estas estrofas:


Y así obtienes tu serpiente.

Ahora bien que si no quieres pasar tantos trabajos también puedes hacer como en Italia. Dicen que están consiguiendo unas serpientes inofensivas enrrollando un espagueti al palo, solo que son más blanduchas y menos duraderas.


QUE TE PARECE... ¿QUIERES INTENTARLO?

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails