COMETA

sábado, 4 de julio de 2009

CUENTO HINDÚ "LAS DEUDAS DE NASREDDIN"

En la India empezarían el cuento diciendote Ondanondu kaaladalli... (Érase una vez ...)

Nasreddin, el personaje más listo y travieso de todos los que han existido, entró en casa de su vecino y le dijo:

- ¿Podrías darme unas cuantas monedas?. Estoy recogiendo dinero para un hombre pobre que debe mucho dinero y que tiene que pagar todo lo que debe.

El vecino de Nasreddin, que era un buen hombre, le dio unas monedas y le dijo:

- Eres una persona de buenos sentimientos Nasreddin. Y dime, ¿quién es este pobre hombre?.

- Soy yo, le contestó Nasreddin.

Pasaron unos meses y Nasreddin volvió a casa de su vecino que, al verlo, le preguntó:

- Qué, ¿vienes a buscar más dinero para un pobre hombre que debe dinero y no puede pagar?.

- Eso mismo, respondió Nasreddin.

- Y, naturalmente, ese infeliz debes de ser tu otra vez...

- No, dijo Nasreddin, es un carpintero que se quedó sin trabajo y que se llama Tumart.

El buen vecino metió la mano en el bolsillo y sacó dinero que entregó a Nasreddin, preguntándole:

- ¿Cómo es que te dedicas a buscar dinero para otra persona?.

- Porque el carpintero me debe el dinero a mí, le aclaró Nasreddin
(¡Qué pillo!)
Related Posts with Thumbnails