COMETA

sábado, 27 de noviembre de 2010

CUENTO " ARACNE"



Μια φορά κι έναν καιρό...o Érase una vez hace mucho, mucho tiempo, vivió Aracne, una joven famosa por su habilidad para tejer. Como todos la elogiaban, Aracne se convirtió en una muchacha muy orgullosa. Y por eso, un día, se atrevió a desafiar a Minerva, la diosa de las tejedoras.

- ¡Seguro que Minerva teje peor que yo! -dijo- ¡Me encantaría demostrárselo!

La diosa la escuchó y aceptó el desafío. El día señalado para la prueba, las dos se pusieron a confeccionar sus tapices. Cuando acabaron, Minerva vio el tapiz de Aracne y se enfureció, porque Júpiter, el padre de Minerva y jefe de los dioses, aparecía representado como una serpiente, junto a un árbol.

- ¡Esto es demasiado! -dijo la diosa, cansada de las ofensas de Aracne.

Entonces, la agarró por el pelo, la levantó del suelo y dijo:

- Aracne, te condeno a vivir para siempre suspendida en el aire, sin parar de tejer...

Inmediatamente, Aracne se convirtió en una araña, y desde entonces, teje y teje sin descansar, cumpliendo su condena.

lunes, 22 de noviembre de 2010

HADA DE MERMELADA


Miriam era una bruja ruin, tan ruin que se hizo pequeñita hasta quedar del tamaño de un puño. 

Tenía la piel de color ceniza y llevaba siempre una ropa negra que olía muy mal. 

Era prácticamente invisible para el ojo humano. Volaba encima de un plumero a mucha velocidad y hacía una travesura tras otra. 

Le gustaba, por ejemplo, pasar por la nariz de las personas cuando hablaban por el móvil haciéndoles cosquillas. 

Un día descubrió un olor extraño. Era dulce, suave y la boca se volvía agua. El olor venía de una casa pequeña. Y, sin pensarlo dos veces, voló hacia allí y entró en ella. 
Así fue como, desde entonces, se dedica a hacer feliz a la gente con su olor y arranca sonrisas allá por donde va. 

Adaptación del cuento de XAVIER FRÍAS CONDE (Hada de mermelada)
Así que ya sabes, sonríe todo lo que puedas que por aquí pasa el HADA DE MERMELADA

miércoles, 17 de noviembre de 2010

CUENTO "DIA Y NOCHE"


¡Vaya descubrimiento! El día se entera de que existe la noche y la noche de que existe el día. ¡Vaya rollo! Cada uno quiere ser único y especial, así que no puede haber lugar para el otro. Solo que... en plena pelea descubren las maravillas que puede ofrecer cada uno. 

Un precioso corto de Pixar sobre la tolerancia y el respeto hacia los demás. Porque realmente todos somos únicos, especiales y maravillosos, ¿a que si?


viernes, 12 de noviembre de 2010

CUENTO "CINCO MÁS DOS"

Cuentan que seis ciegos un día decidieron estudiar completamente al elefante, animal que nunca habían visto. Mas sin ver no podían, es claro, juzgar sí, pensaron y dijeron.

El primero se acercó al elefante, que parado se hallaba; tocó uno de sus laterales.

- ¡ Ya lo descubrí! El elefante ¡es igual a una pared, alto y duro!

El segundo, de un colmillo tocó su punta puntiaguda y sin más dijo:

- ¡Está clarísimo!, mi opinión está tomada; yo sostengo que el elefante es como una espada.

Toca la trompa el tercero y, en seguida, de esta suerte habla a los otros muy fuerte:

- Es largo, redondo, repelente… ¡El elefante, amigos, es una voluminosa serpiente!

El cuarto, atrevido y decidido, por una pata trepa.

- ¡Oh, qué tronco más gordo! - exclama.

Y luego dice a los otros.

- Amigos, ¡esto es un árbol añoso!

El quinto toca una oreja y anuncia:

- ¡Compañeros míos, equivocados están completamente! Yo les digo que ¡el elefante es un raro y extraño abanico!

El sexto, al fin, toca la cola, se agarra bien, trepa:

- ¡Vamos, vamos, compañeros; ninguno en su anuncio acierta! El elefante es… ¡tocadlo! … una soga…Sí ¡una cuerda!

Estos ciegos amigos discuten y se enfrentan; cada uno está seguro de haber hecho bien su prueba…!Todos piensan que tienen razón y no saben que todos equivocados están!

El tacto da CONOCIMIENTO.
La vista, COLOR Y PROFUNDIDAD.
El oído, MELODÍA.
El olfato y el gusto, SABOR.
Cinco sentidos conocen lo sensible. Los cinco precisos son. Aunque para saber la verdad, INTELIGENCIA y RAZÓN, ambas precisas son.
Cuento hindú.

domingo, 7 de noviembre de 2010

CUENTO "EL VENDEDOR DE FELICIDAD"


Esta es la historia de un hombre que estaba harto de llorar.
Miró a su alrededor y vio que la felicidad la tenía delante de sí.
Estiró la mano y la quería coger.

La felicidad era una flor. La cogió
y aún no la tenía en la mano cuando ya se deshojó.

La felicidad era un rayo de sol. Levantó los ojos para calentarse la cara y, de repente, una nube la apagó.

La felicidad era una guitarra. La acarició con los dedos.
Las cuerdas empezaron a chirriar.

Cuando al atardecer llegaba a casa, el buen hombre continuaba llorando.

Al día siguiente, continuó buscando la felicidad.

Al borde del camino había un niño que lloriqueaba.
Para tranquilizarlo cogió una flor y se la dió.
La fragancia de la flor perfumó a ambos.

Una pobre mujer temblaba de frío cubierta con sus trapos.
Él la acompañó hasta el sol y también él se calentó.

Un grupo de chicos cantaba.
Él los acompañó con su guitarra.
La melodía los unió.

De regreso a casa, de noche, el buen hombre, sonreía de verdad.

martes, 2 de noviembre de 2010

CUENTO "UNA ANCIANA MUY LISTA"

En un pueblo vivía una buena anciana que era feliz ayudando a los necesitados. Todo el que llamaba a su puerta podía estar seguro de que la buena mujer le daría unas monedas y un buen pedazo de pan blanco; así que los mendigos de los pueblos vecinos nunca pasaban por los alrededores sin detenerse a hacerle una visita.

Un día un hombre, que acababa de comer con ella, le dijo:

- El buen Dios me ha otorgado el poder de concederos un deseo. Pensadlo bien y decidme lo que queréis.

La anciana lo estuvo pensando un buen rato, y por fin le dijo:

- Me gustaría que todo el que se suba al ciruelo que tengo en el jardín no pueda bajar hasta que yo lo diga.

- Así será, le respondió el hombre.

Años más tarde, la muerte pasó por la casa de la anciana.

- Va a cumplir pronto los ochenta se dijo la muerte; ya ha vivido lo suyo, así que voy a llevármela.

Y la muerte entró en la casa.

- ¿Eres tú muerte? Llevo mucho tiempo esperándote; estoy preparada para irme contigo cuando quieras, y no creas que me importa -dijo la anciana. Pero, no, espera, me equivoco; antes de dejar esta vida me gustaría comerme un par de ciruelas.

- Si no es más que eso, espera un momento.

La muerte salió al jardín, se subió al ciruelo y cogió un par de frutas; pero justo cuando se disponía a bajar, la anciana dijo:

- Que la muerte no baje del árbol hasta que yo diga.

Y por mucho que la muerte amenazó, rogó, gritó e insultó, no consiguió que la anciana la bajara del árbol.

Durante seis meses nadie murió en la Tierra y la muerte se hartó de comer ciruelas.

Ya veis nunca un árbol fue tan importante en una historia... Realmente hay mucho que agradecerles...
Related Posts with Thumbnails