COMETA

miércoles, 30 de diciembre de 2009

CUENTO " EL EXTRAÑO VIRUS QUE INUNDA LA RED"


Érase que se era un niño y una niña que tenían que presentar juntos un trabajo de ordenador. De este modo fue como quedaron en casa de ella para trabajar.

Conectaron el ordenador a la red y, al poco tiempo, leyeron en la pantalla algo muy extraño:

-"AVISO DE VIRUS INFORMÁTICUS"

La pantalla bailó por unos momentos y de repente apareció una cara muy simpática, al mismo tiempo que les guiñaba un ojo sonriéndoles.


Le acompañaba una frase: "transmite mi sonrisa".

Los dos se miraron a los ojos sonriendo con ganas. Lo más extraño es que ellos no sabían que el misterioso virus se fué transmitiendo de unos ordenadores a otros.

En el ministerio de Hacienda, los desagradables empleados sonrieron mostrandose felices por un instante.
Image Hosted by ImageShack.us

En la oficina de la calle del Miedo, cuando el jefe iba a reñir injustamente a sus empleados, como siempre, comenzó a sonreir y todos acabaron haciendo lo mismo, mostrándose muy felices.


En la Bolsa, cuando los valores fluctuaban más y los corredores gritaban como locos, apareció el virus informáticus y todos se echaron a reir. La nerviosa actividad paró durante unos instantes, mientras los felices competidores se sonreían tranquilamente.
Image Hosted by ImageShack.us

Hasta en un partido de fútbol de grandes rivales, en el momento en que las dos aficciones comenzaban a insultarse antideportivamente, el virus informáticus apareció en el marcador electrónico. Claro, de repente todos se encontraron sonriendo, saludándose pacíficamente y cantando todos juntos.
Image Hosted by ImageShack.us

El virus informáticus llegó por último a penetrar en la red de Internet. Aparecía en la pantalla y la gente no sólo sonreía, sino que, además, contagiaba su sonrisa.
.

Poco a poco, lentamente, la sonrisa llegó a todos los hombres y mujeres del mundo. Fue el inicio, la base sobre la que comenzó a establecerse un mundo más humano, más justo, más fraternal.

Si el virus a ti llegó, sonríe pues este cuento se acabó


video

viernes, 25 de diciembre de 2009

CUENTO "UN PAPÁ NOEL MUY GOLOSO"

En un precioso árbol de navidad conviven infinidad de adornos pero hay uno que es muy, muy, pero que muy goloso...

Cuando los humanos duermen los adornos del ábol viven miles de aventuras, recordareis las de la Señorita Larossa, una bola de navidad.

Pues, en esta ocasión es el pequeño Papá Noel quien tiene un gran problema: él está en la copa del árbol y el plato de galletas que desea comer se encuentra, más abajo, sobre la mesita de la sala de estar.

¿Cómo hará para llegar hasta ellas? Una misión arriesgada pero no imposible.


lunes, 21 de diciembre de 2009

CUENTO AFRICANO "LA NAVIDAD DE JAMELA"




La abuela de Jamela y su mamá hablaban de lo que harían de comer el día de Navidad.

Jamela sabía que lo que era la Navidad. Era cuando se celebraba el nacimiento de Jesús y tenían festival en el colegio. Navidad también era regalos y reunirse con la familia.

La abuela y mamá decidieron hacer pudín, arroz, un guiso de marogo y pollo. Le fueron a comprar un pollo a la señora Zibi que los vendía. Mamá dejó que Jamela eligiera uno y le puso de nombre NAVIDAD.

Cuando llegaron a casa lo llevaron al corral y Jamela le dio de comer mielies (maíz) y agua para beber.

Ella iba a ser la encargada de cuidarlo.

Le preguntó a mamá cuánto faltaba para la Navidad y ésta le dijo que cuando el pollo estuviera gordo y hermoso lo sería.

De vez en cuando la abuela pasaba por la casa a preguntar cómo iba el pollo, pero Jamela lo escondia para que no viera lo hermoso y gordo que se estaba poniendo.

Jamela seguía cuidando con cariño el pollo. Cada mañana antes de ir al colegio le daba de comer.

Por fin llegó el día del festival del colegio y cantaron villancicos al son de las marimbas y tambores. Todo el mundo cantaba y batía palmas.Las vacaciones de Navidad ya estaban aquí.

Y cuando la abuela vino preguntado por el pollo Jamela lo cogió y se escapó con él. Con tan mala suerte ¡que se le escapó!. De esta manera tuvo que correr tras él por todo el pueblo. La gente se reía pero nadie era capaz de cogerlo.

Jamela ya había decidido regresar a casa y contar la verdad cuando apareció su madre y su abuela y no le quedó más remedio que confesar su travesura.

En ese momento escucharon ¡JAMBA! (VETE). Alguien le gritaba al pollo mientras se metía en una peluquería.

Dentro de la peluquería Navidad corría por encima de los mostradores. Secadores, champús, peines, trenzas y adornos volaban por los aires. Mamá cogió un cesto y lo atrapó.
¡Viva! Dijeron todas las mujeres.

Cuando llegaron a casa con él la abuela lo cogió y dijo:

-¡Del cesto a la olla!.
-¡Mamá! Por favor no dejes que le haga daño a Navidad!
- ¡Un pollo es un pollo! dijo la abuela.
- ¡Navidad no es un pollo!. ¡Navidad es mi amigo y los amigos no se comen!.

Y el día de Navidad cuando todos se sentaron a la mesa a comer en familia había guiso de arroz y marogo, calabacín codido, pudín…

Al llegar el momento en que la abuela preguntó por el pollo Jamela la llevó al corral y allí, hermoso y comiendo, estaba Navidad. Las dos se dieron un abrazo y dijeron:

¡Qué navidad tan feliz!.

Acabaron cantando un precioso villancico africano para celebrarlo.

Geseënde Kersfees, FELIZ NAVIDAD DESDE ÁFRICA


video

viernes, 18 de diciembre de 2009

CUENTO "LOS REYES MAGOS, TRES CAMELLOS Y UN DROMEDARIO"


Cuento de España.

Había una vez tres camellos y sus amos que eran los tres reyes magos, y también había un dromedario que estaba siempre sólo.

Los camellosImage Hosted by ImageShack.us
no le querían porque únicamente tenía una joroba en su espalda y no dos como ellos:

- "¡Medio camello!", le decían, y le espantaron.Image Hosted by ImageShack.us


Pero he aquí que una tarde los tres reyes magos entraron deprisa en el establo, empujaron a los camellos hacia afuera y se marcharon rápido siguiendo a una gran estrella que había en el cielo.

El dromedario se quedó sólo y triste, pero de repente un angel apareció en el establo que le hablaba:

- "¡Qué reyes tan despistados!" decía enfadado, mientras aguantaba bajo las alas tres paquetes muy bien envueltos, "¡Se han olvidado los regalos! "Tú se los llevarás". "Sigue a la estrella y alcanza a los camellos; a medianoche todos tenéis que estar en Belén".

- "Pero está muy lejos", se quejó el dromedario.

- "Es verdad", le respondió el angel. "Pero los camellos tienen que cargar con dos jorobas en su espalda y tú, dromedario, sólo con una, y, por lo tanto, eres más rápido".

El dromedario agradecio que alguien le alabara lo que los camellos siempre le reprochaban. Se apuro a iniciar el viaje y, mientras corría, los paquetes en su joroba se entretenían probando un truco de magia que habían aprendido de los reyes: vertieron sobre el dromedario, el oro, el incienso y la mirra que llevaban dentro (y nunca se vaciaban).

A las puertas de Belén el dromedario alcanzó a los reyes. Los tres camellos, sucios y cansados, admiraron aquel magnífico animal que se les acercaba: su pelo era dorado y desprendía un olor fesco a mezcla de incienso y mirra.

Aquella noche, cuando los reyes hicieron la ofrenda de sus regalos, hubo detrás de ellos un dromedario y no tres camellos.Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 14 de diciembre de 2009

CUENTO "UNA AVENTURA DE PAPA NOEL"



Cuento de Australia.

Erase una vez un perro llamado Mucky Pup. No era un buen perro. Era poco amable, y nadie lo era con él. A decir verdad, le gustaba morder y cuando no podía morder, gruñía.



Todas las noches gruñía a la luna. Cavaba agujeros en el jardín. Perseguía a los niños. Y le gustaba asustar a las señoras mayores.

En Navidad, le encantaba esconderse junto a la chimenea y morder en el pie a Santa Claus cuando éste se deslizaba por ella.Image Hosted by ImageShack.us


Una fría Nochebuena, precisamente cuano Mucky Pup aguardaba al lado de la chimenea a que aparecieran las grandes botas de Santa Claus, ocurió algo extraño y maravilloso.

Un hilo bajaba por la chimenea y tenía colgado un regalo de Navidad envuelto en un papel brillante, con un letrero que decía:Image Hosted by ImageShack.us

- "Para Mucky Pup de parte de Santa Claus, que la paz y la alegría reinen siempre en tu corazón".

Ya que Mucky Pup sabía leer (era malo pero no tonto) entendió que no debía de morderlo y... ¡empezó a menear el rabo!. Además no podía pararlo, su rabo se movía de un lado para otro como jamás lo había hecho.

Quería gruñir pero sólo le salió un ronquido. Pensó: !Alguien me quiere pese a todo! ¿Será que no soy tan malo?.

Corrió por las zapatillas más calentitas de su amo y las colocó al pie de la chimenea. De este modo, cuando Santa Claus asomó sus botas por la chimenea, comprendió que eran para él, para calentarle los pies antes de volver a la fría noche de invierno.

Ya hace mucho de esto y Mucky Pup ya no es tan malo. Comprenderás que a Santa Claus le encanta bajar por aquella chimenea.

Ahora Mucky Pup, año tras año, espera ansioso a Santa Claus que siempre le tiene preparado un regalito.

viernes, 11 de diciembre de 2009

CUENTO "UN BUHO EN EL PORTAL DE BELÉN"




Al principio, Dios creó a los animales, los peces, los pájaros…, y también creó al
buho.


Pero hizo al buho de tal manera, que desde que está en la Tierra, duerme de día y vela de noche. Sus ojazos redondos están hechos de tal manera que no soporta la luz del sol y no ve nada de día.


Eso ha hecho de él un animal triste, un animal que pasa toda la noche llorando:

Hou, hou, hou

Una noche de invierno un viejo buho fue atraído por una luz extraordinaria que brillaba a lo lejos.


Sin hacer ruído voló para ver lo que era, hacía frío y el cielo estaba lleno de brillantes estrellas.


El buho llegó a un establo y allí vio a un hombre, una mujer, un burrito, un buey y un bebé recién nacido.


Desde ese día, cuando llega el mes de Diciembre, todos los buhos se ponen muy contentos pues saben que durante las noches de Navidad podrán ver en el cielo la luz que resplandece en torno al pesebre


Sin embargo, el resto de los meses continúan lamentándose: “Hou, hou, hou…” ¡Porque es muy largo esperar a que vuelva la Navidad!


¡FELIZ NAVIDAD!


BO NADAL, JOEUX NOËL, SHINNEN OMEDETO, BUON NATALE, ZALIGE KEERTFEEST, MAUSKAA JOULUA, KENOURIOS CHRONOS... FROM GALICIA-SPAIN...


lunes, 7 de diciembre de 2009

CUENTO "EL ÁRBOL DE NAVIDAD, LA ARAÑA Y LA MOSCA"

Erase que se era una araña...

Una mosca...Image Hosted by ImageShack.us

Un árbol de navidad
...

En este pequeño y divertido cuento en el que la araña, que vive en el abeto, se dedica a perseguir a la mosca, destaca la astucia.

¿Cuál de las dos crees que ganará?

viernes, 4 de diciembre de 2009

CUENTO "AVENTURAS DE UNA BOLA DE NAVIDAD"



Cuento de Bélgica

Erase una vez una pequeña y alegre bola de adorno de Navidad, la llamaban la señorita Larosa.Image Hosted by ImageShack.us


Todos los años por estas fechas vivía colgada de la rama de un abeto.Image Hosted by ImageShack.us


Cada invierno, tras un largo descanso metida en una caja, la señorita Larosa volvía a ver a sus amigos del árbol de Navidad.

Bolas, guirnaldas, velas y angelitos se saludaban efusivamente. Todos estaban contentos al verse de nuevo, charlaban hasta muy tarde e incluso cantaban una alegre canción de navidad.
video
Este año, la señorita Larosa hizo un descubrimiento: una nueva y espléndida guirnalda serpenteaba de rama en rama, pasando justo por debajo de ella.

La guirnalda le explicó que era la primera vez que estaba en un árbol de navidad que le pinchaban un poco las agujas y le encantaba el olor a resina. Venía de adornar las mesas de cumpleaños, de vivir el carnaval...

- "Oh, qué excitante vida ha tenido usted".
- "Si quieres, la próxima vez te llevo", le propuso amable la guirnalda.

Así fue como cuando al desmontar, los dueños de la casa, el árbol de navidad, nuestra bola se dejó caer con disimulo dentro de la caja de la hermosa guirnalda, encima de una bolsa de confeti.

- "Bien hecho", le dijo la guirnalda. "Ahora sólo hay que esperar unas pocas semanas. Cuando vuelvan a abrir la caja, lo único que debes hacer es dejarte llevar de mesa en mesa. Nunca dejes de sonreir y no te asustes de los petardos".

Aquel año, la señorita Larosa participó en todas las fiestas y vio cosas que ninguna bolita de adorno de Navidad había visto antes que ella.

En el baile de carnaval hizo tres nuevos amigos y las vacaciones de Semana Santa las pasó en compañía de un simpático huevo de Pascua.Image Hosted by ImageShack.us


Y a la siguiente navidad eran miles de aventuras las que tenía que contar a sus amigos del abeto.

Related Posts with Thumbnails